Entrevistas

Publicado marzo 28th, 2017

Ali Gua Gua y Lograr…Vivir de la Fiesta

Alí Gua Gua originaria de Veracruz, evolucionó e incursionó en cada género que toca con sus manos; desde el duro Rock de las Ultrasónicas,  hasta los afinados y psicodélicos sampleos cumbieros que produce hoy en día.  Ahora tendremos sus magníficos  ritmos y  la alegría de contar con ella en el Festival Gozadera.

En su presentación en el Carnaval Bahidorá, la imponente Lady Candela nos puso a mover el cucu; además de compartirnos a través de su música y sus palabras (Aquí y ahora) un poco de quién es, qué quiere y cómo continuará en su “historia sin fin por el camino que se forje frente a sus pies”.

Seguramente coreaste Monstruo Verde, slameaste a su ritmo en algún concierto en la ciudad y levantaste la manos para exigir una pieza más; pero si a estas alturas lo que necesitas es un “loquerón” de aquellos para bailar toda la noche, no pierdas la oportunidad de presenciar como Alí hace prender el fuego que hay en ti.

¿Qué dirías a las personas que crecieron con tu música?

-Que ya están rucos… jaja. Pues que ojalá se les haya quedado algo y lo recuerden

¿Qué te decían tus padre acerca de la música?

-Pues como que no estaban tan de acuerdo con la música, igual siempre me dijeron que estudiara lo que yo quisiera, pero veía que no era muy de su agrado, pero igual no estudie música, estudie cine lo cual les agradaba un poco más pero me dediqué a la música.  Yo soy de Veracruz y entonces llegué a la Ciudad de México para estudiar y pues hacer mi vida.

¿A qué edad llegaste a la Ciudad de México?

-A vivir, entre los 17-18

Y ¿A qué edad comenzaste a trabajar con tu música?

-Pues desde chavita, desde que tenía como 16, en jalapa, Comencé a tocar la guitarra como a los 12, no era muy buena sacando rolas y entonces empecé a hacer mis propias rolas; y ya a los 16 tuve una de mis primeras chambas, cantando en un café ahí en Jalapa los jueves.

¿Cuánto te pagaban en tus primeras chambas?

-No me acuerdo la verdad, pero yo creo que debieron ser como unos 400-500 pesos de ahora.

Pero pues te iba bien, ya cobrabas.

-pues…para una adolescente.

¿Cómo eras en la primaria, de niña?

-Pues supongo que era diferente a mi compañeras; estaba en una escuela religiosa, de monjas. La misma historia; sentía que no encajaba mucho, que no me gustaban las mismas cosas que a mis compañeras, siempre me gustó mucho leer, la música, el cine, el arte en general pero recibíamos una educación básicamente para casarnos y tener hijos, siempre me sentí como… alienada pues.

Y en la iglesia ¿tocabas algún instrumento?

-Sí, estaba en el coro de la iglesia, por eso empecé a tocar la guitarra, también tocaba en la batería, cantaba…era una forma divertida de pasar la misa.

¿Qué género crees que dominas mejor de todo lo que haces?

-Mira es que me gusta toda la música, no creo en los géneros, soy anti género…me gusta de todo: Blues, Roots hasta el metal clásico, el Hip-Hop, el garaje, el Surf, la cumbia, eh… la electrónica también me gusta, me gustan muchos ritmos como el Son Jarocho, las Chilenas… no sé cual domino más pero tengo un poquito de todo.

¿Qué diferencia había en los eventos y lugares en los que te reunías en Veracruz y la Ciudad?

-Bueno…de Veracruz al D.F.  fue como la noche y el día. Aquí había pues muchos conciertos, un montón de cine, lugares para ir a echar una chela… siempre hay algo que hacer. Y en Veracruz lo bueno es que siempre estaba el mar y había un lugar al cual y porque hay muchas ciudades en que sólo es estar fuera del Oxxo con tus amigos. Y tiene otras cositas más hacia el centro que, por su calidad de puerto, pues tiene un influencia un poquito cosmopolita y semi decadente, marinera con un gran intercambio de información y música…pero ya en el D.F. pues fue el acceso a muchas cosas. Y bueno comencé con esto de Dj porque siempre cargaba con mis casetes y con mi música porque me aburría en la fiestas y me molestaba que no estuviera buena la música, entonces me dedicaba a poner la rolas y me gustaba la música y era como… lograr… vivir… de la fiesta.

¿Qué piensas en las mañana cuando te toca tener evento, algo como “Ay hoy tengo que tocar”?

– La verdad que casi nunca pienso así porque amo mi trabajo, a veces digo – Que afortunada soy de que me paguen por hacer lo que me gusta- es la cosa más “importante” pues toco en todos lados, bodas, festivales en otros países y cada día me gusta más salir a tocar con una sonrisa. Agradezco que no sea una profesión que tenga caducidad, como un deportista y a cierta edad…al igual que un actor galán que a cierta pues…se limita y al contrario, mientras más años, más conoces de música y puedes dominar mejor la fiesta en algún sentido porque hay cosas nuevas y también debes mantenerte al día.

¿Tienes alguna canción propia que te recuerde a Veracruz?

-Sí claro tengo una por ahí en SoundCloud, se llama Con Sabor Jarocho.

Platícame, de todo tus proyectos cumbieros ¿cuál te gusta más? y demás ¿qué te hace identificarte con tu costa querida, Veracruz?

-Pues el Son Jarocho, la chunchaca; como le llamamos allá pero bueno no conocí la cumbia realmente hasta llegar aquí al D.F.  y pues para mi fue muy importante haber estado con Kumbia Queers, estuve ocho años con ellas e hicimos tres discos. Comenzamos en 2006 un momento en que la escena de la electrocumbia, el global bass o como lo quieras llamar, aún estaba en pañales; además que había mucha gente y rockeros de ultraderecha que renegaban la cumbia, no les gustaba, hablaban mal de ella o hasta la desdeñaban; pero bueno ahora festivales como Gozadera hacen que haya muchas propuesta tanto de grupos como de Dj’s.

¿Qué te parece el Gozadera?

-Me parece que hacía falta un festival que se avocara a la cumbia o a la nueva cumbia latinoamericana porque hay un montón de grupos, es una buena oportunidad de ver grupos y propuestas en un solo lugar y en una sola noche, y estoy muy contenta de poder participar este año.

¿A qué clase de festivales asistes?

-Cuando era más joven no había tantos festivales, eran más bien raves, pero he tenido oportunidad de ir a tocar a muchos Festivales, en Europa por ejemplo uno de ellos fue el Fusion Festival, ahí cerquita de Berlín en dónde te ponen la piel de gallina con muchas propuestas, con niveles de producción y de acústica increíbles. Es bueno que cada vez haya más alternativas pues hasta hace poco sólo era el Vive latino, pero ahora ya hay un monto de cosas.

¿Qué público crees que te ha recibido mejor, o a cual has prendido más?

-Hijole, Pues… mira así de la fiesta le tengo mucho cariño al público argentino, son muy apasionados, el más gritón, cantan todos los riff’s; no es que me reciba mejor a mi pero pues la gente te contagia en el frenesí, y bueno los europeos también son muy cálidos.

¿Qué otros eventos tiene próximos para que caiga todo el ghetto a verte?

-Pues después de Bahidorá, toco en la Pulquería Insurgentes con un amigo que se llama hurtadosqui;  haremos un homenaje a la música colombiana en la que habrá cumbia, salsa, buellerengue…pura música colombiana. En Marzo estaremos en el Pasagüero, con un evento llamado Taconazo en dónde vamos a estar con Camilo Lara, Los Astros De Mendoza, las Luz y Fuerza. Y luego tenemos una fiesta que se llama, Ni que fuera velador y luego viene una fiesta llamada Lady’s in the House, que se arma en la Pulquería Insurgentes y además cumple 12 años y queremos tirar la casa por la ventana.




Back to Top ↑