Cobertura

Publicado octubre 3rd, 2016

Punk Rock Fest un evento para cicatrizar el cora

El primero de octubre en las instalaciones del Pepsi Center se celebró el Punk Rock Fest, un evento que desde su cartel prometía ser una tarde para recordar los viejos tiempos, y  sanar las heridas de la prepa a causa de un primer amor fallido.

Por problemas de tráfico  lamentablemente no llegué al performance de Canseco sin embargo desde afuera ya se escuchaban los gritos de las personas combinados con la voz de Eugenio Dodero. Uno de los grandes elementos del cuarteto es que sin usar guitarras estridentes logran desnudar a las personas con la sensibilidad de sus letras.

La voz de Mariana Pliego anunciaba el turno para Elli Noise, los asistentes comenzaron a brincar y leves empujones aparecieron en la parte de adelante, las canciones más coreadas fueron “Aire Frío”, “Que Fue Lo mejor” y  “No estacionarse” también tocaron temas de su nuevo material, no obstante el público conectó mejor con las canciones de su primer disco.

Thermo apareció sobre el escenario con sus característico sintetizador y guitarras estridentes y aunque algunos cantaron canciones de sus últimos materiales, la mayoría perdieron el control cuando comenzaron a tocar su primer álbum Arde en Mí, y es que casi todos los presentes iban por la nostalgia de volver a cantar el setlist de la adolescencia “Una batalla más”, “¿Dónde estás?” y “Vanessa” fueron coreadas de principio a fin, pero la pieza que hizo que todos los que tienen membresía en el Club de los Corazones Rotos lloraran en pose fetal fue Tal vez no, Roy Cañedo y compañía se fueron vitoreados entre palmas y lágrimas.

Una de las bandas que entendió lo que el evento significaba para muchos fue Tolidos ya que desde el principio tocaron canciones de su álbum Te Amo Me Odias lo que fue un gran detalle para todos los presentes que corearon Hoy, Tostadores, Nada Especial, Decisiones Adolescentes y aunque todos esperaban “Verano” con ansias, por cuestiones de tiempo ya no la tocaron sin embargo se retiraron del escenario dejando un buen sabor de boca.

Una de las bandas más esperadas de la noche fue Delux su energía y ritmo acelerado prometían los primeros circle pit del evento, al principio las personas seguían brincando en sus lugares tímidas e inocentes, hasta que unos vatos se organizaron y comenzaron los primeros karatazos de la noche, gente volando, codazos y empujones fueron amenizados por las canciones de su primer disco además rindieron un pequeño homenaje al Divo de Juárez tocando “De Mí Enamorate”.

No soy un gran fan de Allison sus canciones tienen un exceso de miel para mi gusto aunque fue inevitable no cantar “Memorama”, “Frágil”, “Aquí”, “Baby Please” con todos los presentes. Una de las cosas a destacar del grupo es su nuevo sonido con elementos del hardcore y la aparición del vocalista de Heres Comes The Kraken sobre el escenario provocaron un wall of death de dimensiones apocalípticas, esta nueva faceta y propuesta me gusta y sin duda la recomiendo para todos los detractores de la banda.

Ya eran más de las 23:00 hrs el dolor en las piernas era inimaginable no obstante a pesar del cansancio todos pedían a gritos que Insite tomará el escenario, las luces se apagaron y entre alaridos Konrado se apoderó del escenario e invitó a todos a brincar y perder el control, la banda tiene un sonido de estudio y su vocalista una presencia escénica única, entre gritos y movimientos de cabeza fueron desfilando “Siempre Me Dejas”, “Cielos que Lloran”, “Sola”, “Preguntas Si Te Amé” y “Destrózame”, sin duda un gran acierto dejarlos para el final.

No hay más que agregar fue una noche llena de lágrimas, risas, amigos y cerveza, donde  chavorucos y veinteañeros se unieron en un solo ente para cantar a todo pulmón cada una de las canciones que nos acompañaron mientras perdíamos la inocencia a merced de una persona amada.

 

 

Me gustan las historietas y los libros con dibujitos para niños, el anime y la cultura japonesa. Soy un punk con alma de hippie.




Back to Top ↑