Cobertura

Publicado junio 27th, 2016

0

Rock y violencia bajo el puente

Por: Edgar Miranda

Enclavado bajo las sinuosas avenidas de la Capital, en un rincón bajo un puente, ¿quién imaginaría que allí se encontraría uno de los foros más “nice” y rifados para la presentación de bandas emergentes y algunas ya más establecidas de la escena nacional e internacional?, un lugar que ha sido testigo de innumerables noches saturadas de euforia, energía y sentimientos encontrados bajo el cobijo del trafico nocturno, noches como la del pasado viernes, en la que se convirtió por unas horas en un templo de violencia y rock.

Bajo el comando de Violencia River, se orquestó un épico concierto protagonizado por Rodeo WayJean LoupVaya FuturoChawaFuturista Sadfields, quienes hicieron bailar, cantar y gritar al público que se abarrotó para deleitarse con sus ya casi clásicos temas.

Los encargados de abrir la noche fueron Futurista, banda de algo que parecía una mezcla de Pop, funk y synth pop, una propuesta muy fresca y con un ritmo muy dance, que era acentuado con el incesante baile del vocalista que no paró de hacerlo en todas sus canciones, en realidad era el único que lo hacía, pero bueno, la noche era joven.

A pesar de que era la única banda que desencajaba en un cartel caracterizado en su mayoría por ritmos y sonidos mucho más rápidos y pesados, fueron un buen aperitivo para comenzar la velada, banda que se ve que dará a luz cosas interesantes para los que gustan de este tipo de música.

futurista

Luego llegó el turno de Sadfields, banda que nos recuerda un poco el sonido shoegaze de Slowdive con algo de noise rock y mucha actitud punk sad, y aunque no se entendía un carajo de lo que cantaban y el bajo de dos cuerdas y la guitarra estaban turbo distorsionados para notar claramente las melodías, eso no impidió que contagiaran a todo el público con la fuerza de su música y una impetuosa necesidad de saltar y gritar todo tu dolor, lastima que en la barra no servían cloro.

Aunque son una banda bastante joven, este trió rápidamente se ha posicionado como una de las bandas emergentes más prometedoras del momento, chicos que demostraron que salen a romper madres y romperse la madre sobre el escenario, pues su presentación terminó con una explosión de pasión, cuerdas rotas e instrumentos volando, sin duda de los mejores actos.

sad

Más entrada la noche Chawa hizo presencia sobre la tarima, una banda también muy joven, pero con una música he interpretación en vivo bastante madura, interpretando algo que nos pareció una especie de math progresivo, estos tipos vaya que deleitaron e impresionaron a más de uno con sus sabrosos ritmos y sus pegajosos riff de guitarra.

La perfecta antesala para lo que se venía de la noche, aunque eso sí, ellos no piden nada para ser de los actos estelares, ¿qué más puedo decir? vayan y escúchenlos ustedes mismos, si su música es una bomba grabada en vivo ni se imaginan.

chawa

Vaya Futuro, vaya decepción, la neta. Siendo la banda estelar de la noche y la de más “renombre” dentro del cartel, debemos admitir que su presentación dejó mucho que desear al ser el acto más apático, no lo digo yo, lo dice la ciencia y los comentarios de muchos de los asistentes que prefirieron tomar asiento. Dicho lo anterior, aún así hubo algunos fieles fans que estuvieron pegados al escenario coreando y sacudiendo la mata en cada canción, cada quien su gusto.

vaya

Ya entrada la madrugada llegó uno de los actos más esperados y el que sin duda se llevó la noche y el corazón de varios presentes, Jean Loup, o Juan Lupe como muchos les dicen, vaya sorpresa que tenían preparada para todos, y claro, estaban obligados a rifarse el físico siendo su cuarto aniversario como banda.

Con una perfecta selección de sus mejores canciones, hicieron de su presentación un éxtasis de baile, slam y coros a todo pulmón que parecen ya prácticamente ser himnos de la banda, por si esto fuera poco, en esta ocasión ensamblaron un performance con trompeta, sintetizador y algunos tambores extras para armar un super solo de batería nunca antes visto en sus presentaciones, en otras palabras, otro pedo.

lupe

Para cerrar la noche, algo retrasados, llegó Rodeo Way, una banda de más añejos con temas ya más conocidos por la chaviza, a pesar de que ya se habían retirado gran parte de los asistentes, ellos se subieron con la misma entrega de siempre y nos sumergieron en un viaje dentro de su pulcro y alucinante sonido, sin duda, la pizca que le faltaba a la noche para terminar con broche de oro y con una sensación satisfactoria de ser partícipes y testigos de una bomba que difícilmente volverá a pasar.

 

 




Comments are closed.

Back to Top ↑