News

Publicado marzo 4th, 2015

Baila, rica nena, sabrosito

¿Cuántas veces has visto a Molotov tocar? ¿Dos? ¿Siete? ¿Trece? ¿¡Más!? Seguro que ya perdiste la cuenta o, en su defecto, andas dando tus primeros pasos dentro de la música. Te guste o no te guste la música de los Molochos en algún punto de tu vida te la has topado o te toparás. Ya sea en un concierto por el que pagaste, uno gratuito en el zócalo u otro lado de la ciudad, una fiesta o una peda, o en un festival como el Vive Latino -que, por cierto, éste será un año más que contará con el desmadre del Amerinaco, Huidobro, Tito y Paco-.

Pero entremos en un poco de contexto para entender por qué nunca está de más escuchar al: “Marciano que estás sentando en el ala en un vuelo de Taca que quiere entrar”.

Una de las historias más conocidas dentro de la escena del rock mexicano es la de los inicios de Molotov. Esa historia que para muchos músicos que quieren probar suerte en la música les suele sonar inspiradora.

Esta historia inicia a mediados de los años 90s, donde cuatro tipos estaban tratando de alzar la voz junto con otras varias bandas aquí en México, con un disco con el cuál desde la portada habitaba la controversia.

Me refiero a ¿Dónde jugarán las niñas? (parodiando a los Maná con su ¿Dónde jugarán los niños?). Y es que la portada era una chica en uniforme como de secundaria diurna enseñando las piernas con la braga debajo de las rodillas. Cosa que no acaba aquí, pues ya indagando más en el disco, uno se encontraba con sátiras, burlas y quejas que iban mayoritariamente dirigidas al gobierno y hasta salpicadas a los medios de comunicación y lo más importante ¡También tenía groserías! ¡GROSERÍAS!

 ADIDAS_MOLOTOV_0430 v1_720

Así ¿Qué tanta posibilidad iba a tener una banda que apenas estaba teniendo éxito en uno que otro bar en México para mover su material? A ojo de buen cubero, tenían cero posibilidades, o sea, nada. Y así pasó. Con disco en las manos los de Molotov tuvieron que salir a las calles para distribuir su material a contacto directo ya que fueron tachados y censurados en muchos lados. Pero es México y éstos gritaban lo que muchos se callaban, ellos te pedían el POWER al grito de ‘¡Viva México, cabrones’.

Fue así, con un estilo único, que se fueron abriendo paso y respeto en el ámbito, siendo reconocidos con diferentes premios y con resultados, por parte del público, sorprendentes.

Ahora, a veinte años de la formación, Molotov se ha vuelto bandera en la música mexicana con presentaciones en todo el mundo (como el Desde Rusia con Amor, por mencionar algo). Así mismo, con ese estilo característico de desmadre y verdades puestas en la mesa, siguen componiendo y demostrando que aún tienen galleta.

Basta con echarle oreja a el Agua Máldita, su más reciente material que seguramente será entonado en la próxima edición del Vive Latino donde participarán. Sin dejar de lado, por supuesto, sus inolvidables: Puto, Hit me, Frijolero, Rastamandita y demás hits que tiene su extenso repertorio.

Así que si andas sin que hacer y no quieres quedarte en tu casa picándote la cola, rockeando te recomienda para tu calentura que vayas a la tienda por un ticket y le caigas al Vive Latino 2015.

@hsebas7

Tags:




Back to Top ↑
  • Anunciate