Discos

Publicado febrero 24th, 2015

#Reseñando: “TODO FINE” de JUAN CIREROL

juan

El cuarto disco del cachanilla Juan Cirerol editado por Universal y con la producción principal de Toy Selectah! y Marc Monster de Agrupación Cariño muestra una madurez por parte de Cirerol. Las diez canciones transmiten un mensaje distinto a “Ofrenda al Mictlan” de 2009 y “Haciendo Leña” de 2011, parece una continuación de “Cachanilla y Flor de Azar” que curiosamente es su disco menos exitoso.

La esencia de Juan no se pierde; la voz rasposa y su guitarra son el eje del disco, sin embargo, la producción parece ser exagerada. Aunado a que la temática del disco es el amor y su contraparte, aquí no existen canciones como “Se vale soñar” ni “Toque y rol”.

Iniciar con “Piso de Piedra”, una canción superior a los cuatro minutos, resulta desastroso, a pesar de que es uno de los mejores temas del disco, pero el problema radica en que no es una canción que enganche.
“Arrepentido y Triste” parece echa para escuchar en una cantina, en vez de soportar las típicas canciones de banda, y luego “Me Empiezo a Enamorar” como una perfecta declaración de amor, logran atrapar al oyente.

Quizá la mejor pieza es “El Farsante”, la que menos dura y la más lejana a la línea musical del disco, con rapidez y el apoyo de instrumentos que lucen, sin opacar la voz. La quinta canción es “En Dónde Estás”, uno de los adelantos del disco y gusta su amalgama de sonidos.
La segunda aparte del disco inicia con “Entre Rincones”, la canción más larga y más tranquila, lo cual no beneficia, pues la atención por la melodía se pierde temprano, a pesar de que la letra es una de las mejores en la carrera de Juan.

La pasividad sigue presente en “Trucha Porque No Hay Tiempo” y “Mi Morra Ideal”, temas que ahondan en el amor nuevamente, pero entonces llega otro tema excelso “Carta a mi Padre”, un vistazo a la vida personal del cantante, que conmueve hasta las lágrimas.

Para finalizar queda “La Florecilla” que transporta inmediatamente a las fiestas de rancho, en las cuales las canciones con armónica y redoble de tambores son lo más común. Así terminan los 36 minutos de “Todo Fine”, mostrando una nueva faceta de Juan Cirerol, apoyado por una producción que lo impulsará a nuevos escenarios.

Calificación 3 de 5

Por Jair Arellano Palma
Twitter. @ArellanoPalma

Tags: , ,




Back to Top ↑
  • Anunciate