Noticias

Publicado octubre 14th, 2014

Una experiencia inolvidable: Los globos de cantoya.

2

Desde hace algún tiempo, en el pueblo de Ohtenco, en Milpa Alta, es posible formar parte del misticismo casi irreal que se vive en la celebración anual del Día de Muertos.

 La fantasía y la realidad convergen en un solo lugar para dar paso a los deseos y las experiencias fuera de este mundo. En este caso, hablaremos de los globos de cantoya (cantolla), que junto con su leyenda hacen que la atmósfera mágica se vuelva una experiencia extrasensorial, un deleite visual y físico cargado de sensaciones esperanzadoras y de acercamiento al pasado ancestral que nos negamos a perder.

 La historia nos lleva a dos lugares distintos donde posiblemente se originaron, Asia y América.

 Se dice que Zhuge Liang, de China, es el artífice principal, porque se le atribuye la creación de la linterna de Kong Ming, cuyos materiales originalmente incluían el bambú, el papel arroz y la parafina. Tomando el concepto básico de los globos aerostáticos.

 El sentido del globo, como símbolo, ha cambiado a lo largo del tiempo, originalmente se utilizaban para asustar al enemigo en tiempos de guerra, allá en el oriente, por el desconcierto que causaban al ver objetos luminiscentes.

 1

Actualmente, en Milpa Alta, se pueden encontrar con el nombre de ‘globo del deseo’, donde la tradición dicta que mientras más alto llegue el globo, es más probable que el deseo, escrito en una hoja de papel añadido, se cumpla.

 En América se habla de que el creador de estos artefactos es Joaquín de Cantolla y Rico, originario de México, pionero en la aerostática.

 En Milpa Alta, el festejo del día de muertos está adornado con esta hermosa tradición, la cual se ha gestado desde hace más de dos siglos, da la impresión de multiplicar el número de estrellas que se pueden apreciar, ya que además de iluminar el cielo para los espectadores, sirven como vehículo para las almas de los difuntos que emprenden su regreso al más allá, después de haber convivido con sus seres queridos en la permanencia momentánea que tienen en la tierra estos días sagrados y especiales.

 Basta con colocar el nombre de aquel difunto querido, o el deseo que se desee cumplir para que la magia comience a realizar su trabajo.

 El primero de noviembre, una sorpresa está gestándose en El Regreso del Coco. Acompáñanos a vivir esta experiencia sin precedentes y formar parte de esta tradición mágica-mística.

Por: El Infame

Tags: , , , , , , ,




Back to Top ↑